Nueva película sobre el programa Bhakti Vriksha más grande del mundo en el Golfo Pérsico Reviewed by Momizat on . la comunidad de Bhakti Vriksha más grande del mundo, que consta de varios grupos congregacionales conscientes de Krishna. Por Madhava Smullen     la comunidad de Bhakti Vriksha más grande del mundo, que consta de varios grupos congregacionales conscientes de Krishna. Por Madhava Smullen     Rating: 0

Nueva película sobre el programa Bhakti Vriksha más grande del mundo en el Golfo Pérsico

Nueva película sobre el programa Bhakti Vriksha más grande del mundo en el Golfo Pérsico

la comunidad de Bhakti Vriksha más grande del mundo, que consta de varios grupos congregacionales conscientes de Krishna.
Por Madhava Smullen

madhava

 

 

 

 

 

Un nuevo documental fascinante e inspirador dirigido por el cineasta francés Vasudeva Das lleva a los televidentes

¿Lo llamativo? Se encuentra ubicado en el Golfo Pérsico, en un país cuyo nombre se oculta debido a sus leyes contra la exposición pública y la propagación de las prácticas no islámicas. Por lo tanto el enigmático título del documental es – “En algún lugar del Golfo”.

La película de una hora, rodada durante marzo y abril del año pasado, cuenta la historia de cómo los expatriados indios Vijay Venugopal Das y su esposa Prema Padmini Dasi comenzaron su comunidad Bhakti Vriksha en 1988 mediante la celebración de pequeños programas conscientes de Krishna en su casa.
Respetando las leyes locales de no tratar de convertir a los musulmanes, llegaron a hace compañía de sus compatriotas hindúes expatriados que estaban en el Golfo para ganar dinero para sus familias antes de regresar a la India.
SIn ningún devoto en este país sin nombre, la comunidad creció a 2.000 personas en una década. En los próximos diez años, se amplió a 5.000. Y hoy en día, tiene la increíble afiliación de 8.000 miembros Bhakti vriksha practicando la conciencia de Krishna.
Lo que es más, no menos que 1.500 de ellos están ahora iniciados como devotos de ISKCON, cantando 16 rondas del mantra Hare Krishna y siguiendo los cuatro principios regulativos de no comer carne, no ingerir drogas o alcohol, no vida sexual ilícita y sin juegos de azar.
La película de Vasudeva, es mostrada de manera informativa y amistosa, nos lleva dentro de los grupos de Bhakti vriksha que han creado este fenómeno sorprendente.
Actualmente hay dos grandes grupos Bhakti vriksha en nuestro país, a uno lo apodaron “Mathuradesh” y al otro “Simantadvipa.” En cada ciudad hay un programa Bhakti Vriksha “células”, formadas por grupos de quince personas que se reúnen en casa de algún miembro de Bhakti Vriksha semanalmente.
Cada reunión es guiada por un “líder sirviente” dura una o dos horas y consta de siete partes. En primer lugar hay un rompe hielo, durante el cual los miembros hablan de lo que está pasando en su vida cotidiana y lo relacionan con Krishna. Esto es seguido por un kirtan, y una lectura del libro “Las glorias del Santo Nombre”.

El cineasta francés Vasudeva Das, entrevista al líder de Bhakti Vriksa, Vijay Venu Gopal  das

El cineasta francés Vasudeva Das, entrevista al líder de Bhakti Vriksa, Vijay Venu Gopal das

Luego, los miembros cantan una ronda – 108 mantras – del mantra Hare Krishna juntos en un rosario de cuentas; leen un pasaje de las escrituras y discuten su significado; leen algo sobre la importancia del impulso espiritual; y finalmente honran una comida prasadam juntos.
Después de algún tiempo de progresar de forma sistemática en la conciencia de Krishna a través de este programa, los miembros comienzan su propio grupo celular, y por lo tanto la cantidad de miembros crece y crece.
También hay más oportunidades para avanzar en la conciencia de Krishna fuera de las reuniones. Los devotos se reúnen para japathons todos los días cantando dieciséis redondas. Muchos han completado los seminarios de etiqueta Vaisnava y grihasta ashram, así como el curso Bhakti Sastri de los libros de Srila Prabhupada y el Curso de Formación de Profesores del Instituto Mayapur. Y, por supuesto, muchos han tomado iniciación.
Pero la comunidad Bhakti Vriksha no sólo proporciona educación espiritual – también orienta sobre otros elementos de una vida equilibrada. Los miembros son prácticamente una familia. Se turnan para observar a los niños, mientras que los otros adultos asisten a las reuniones. Los niños tienen sus propias reuniones, con preguntas y respuestas acerca de Krishna, versos de aprendizaje y kirtan.
Y hay campamentos juveniles, partidos de cricket y picnics en la playa – un clip particularmente edificante en la película muestra unas veinticinco familias montando motos de cross y haciendo kirtan a través de las dunas de arena juntos.
Líderes Bhakti vriksha incluso ofrecen asesoramiento para ayudar a los miembros en sus vidas y relaciones.
“Todo el mundo es considerado como parte de una familia”, dice Vijay Venugopal en la película. “Se les ayuda en todos los aspectos de sus vidas. Si se enfrentan a algún problema en su salud física, en su situación económica, en su vida espiritual, siempre hay alguien que les ayude. Hay un sistema de apoyo conjunto de los devotos “.
Él señala que ahora hay tres generaciones de miembros de Bhakti vriksha en nuestro país sin nombre. “Las familias se desarrollaron y luego la segunda generación creció, y también se casaron”, dice. “Y ahora hay una tercera generación también, de jóvenes que ahora están asistiendo a nuestros programas Bhakti vriksha. Y esta relación de amor se lleva a cabo durante toda la vida “.
Los miembros de Mathuradesh y de Simantadvipa, las comunidades Bhakti vriksha incluyen tanto a profesionales adinerados y trabajadores como a trabajadores de la construcción, sastres y barberos.
Muchos han dejado a sus familias en la India y están trabajando diez o doce horas al día para hacer dinero y llevar de nuevo a sus familias. Antes de unirse a Bhakti Vriksha, muchos se sentían solos y con exceso de trabajo, a veces se deprimían y recurrían a la bebida, el tabaco y los juegos de azar. Pero Bhakti Vriksha les dio un hogar lejos de casa y les levantó su ánimo.

A Bhhakti Vriksha meeting in progress

Uno de los líderes de Bhakti Vriksa lidera una reunión.

Un líder de grupo Bhakti Vriksha en la película dice que los miembros a menudo vienen al grupo sobrecargados de problemas y preocupaciones sobre sus familias y el dinero. Pero al poco tiempo, han hecho nuevos amigos, vuelven a conectar con su cultura espiritual de la India, están cantando 12 o 16 rondas de japa al día, y con rostros brillantes dicen: “¿Problemas? No tenemos ningún problema “.
El cineasta Vasudeva Das dice que el rodaje del documental fue una experiencia “refrescante” para él y espera que la película, sea lanzada en octubre del 2014, será inspirador para los espectadores en general, pero particularmente para los líderes interesados en el desarrollo de las comunidades de la congregación.
“En todas partes del mundo, incluyendo las partes más cerradas del mundo, eñ programa Bhakti Vriksha está yendo adelante”, dice Vijay Venugopal hacia el final de la película de Vasudeva. “Debido a la naturaleza muy tranquila, está hecho en una casa, y casi nadie sabe lo que está pasando. Así que ha de recoger. Incluso si hay una amenaza para la democracia y hay todo tipo de problemas en el futuro que la situación mundial puede traer, Bhakti Vriksha está incrustado en la sociedad. Tal vez los templos no se puedan permitir, pero Bhakti Vriksha florecerá en esos lugares, porque no depende de grandes gastos de dinero. Es algo privado, pasando en el país, y la difusión es a través de la forma en que Chaitanya Mahaprabhu lo quería “.
Ver la película completa aquí: https://www.youtube.com/watch?v=cuCjXQjUF-I
Ver todas las películas de Vasudeva aquí: https://www.youtube.com/channel/UCyU7p3oddIgdzDD2_8n